Descubre el universo

Galería de personajes

Percival Lowell, el acierto de equivocarse en todo

Imprimir

Percival Lowell

Percival Lowell

Por David Galadí Enríquez

¿Por qué nos gusta tanto Percival Lowell (1855-1916), ese empollón aristócrata adinerado que dedicó la vida y la fortuna a perseguir quimeras? En las bibliotecas y en la red hay una profusión de materiales sobre este soñador que, pese a la larga lista de fracasos acumulados, sigue suscitando la simpatía general de las personas interesadas por la astronomía.

Lowell defendía con firmeza que Marte es un mundo habitado por seres inteligentes. Que Marte está cubierto por una red de canales de irrigación artificiales. Que Venus posee una red semejante de rasgos canaliformes, así como algunos de los satélites de Júpiter (al menos, Ganímedes). Que hay perturbaciones en el movimiento de Neptuno que se pueden atribuir al influjo gravitatorio de un planeta situado más allá y cuyos elementos orbitales calculó…

La profusión de canales supuestamente vistos en Marte por Lowell y otros en realidad no existen, como lo demuestran las fotografías modernas

La profusión de canales supuestamente vistos en Marte por Lowell y otros (izquierda) en realidad no existen, como lo demuestran las fotografías modernas (derecha, telescopio espacial Hubble)

Pero Marte es un secarral estéril donde las únicas huellas de vida inteligente son los artefactos enviados por los humanos desde la Tierra. Los canales vistos por Lowell en Marte sencillamente no existen. La superficie de Venus no se ve desde el exterior y, desde luego, no posee nada parecido a una red de canales. No hay canales en Ganímedes. Y ni el movimiento de Neptuno está afectado por perturbaciones inexplicadas, ni el planeta X predicho por Lowell existe…

Las marcas canaliformes que Lowell comunicó haber observado en el planeta Venus

Las marcas canaliformes que Lowell comunicó haber observado en el planeta Venus

Y sin embargo, Lowell nos gusta. Nos agrada por la determinación que lo llevó a invertir tanto dinero en perseguir sus sueños. Nos fascina por la mezcla de aire científico y especulación salvaje en que supo nadar toda la vida sin ahogarse. Nos motiva porque animó a varias generaciones a explorar el universo en busca de vida. Nos fascina porque supone un caso de estudio excepcional como ejemplo del modo en que los deseos pueden engañar a la mente racional, lo que lo convierte, como mínimo, en un adorable mal ejemplo.

 

 

Estudio biográfico:

http://www.cielosur.com/oposicion-planeta-marte-lowell.pdf

Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Percival_Lowell

Share