Descubre el universo

Galería de personajes

Henrietta Leavitt, así de grande es el cielo

Imprimir

Henrietta Leavitt

Henrietta Leavitt

Por David Galadí Enríquez

¿Cómo de grande es el cielo? Desde que se formó el planeta Tierra, desde que surgió la vida en él, desde que los primeros seres complejos empezaron a adquirir un atisbo de conciencia, desde que el ser humano empezó a hablar… desde entonces, nada ni nadie en este mundo dispuso de los medios para responder de verdad esa pregunta. Hasta que Henrietta Leavitt descubrió, en el año 1912, la regla con que medir el cosmos.

La encontró en una galaxia vecina, en la Nube Menor de Magallanes. Leavitt trabajaba en el observatorio de la universidad de Harvard con la tecnología astronómica más avanzada: placas fotográficas en vidrio. Su estudio detallado de ciertas estrellas variables la llevó a deducir un método para medir grandes distancias dentro y fuera de nuestra Galaxia. Su sistema, basado en las variables cefeidas, permitió a Edwin Hubble estimar la lejanía de la nebulosa de Andrómeda y fue la base del proyecto científico principal del telescopio espacial Hubble, centrado en la detección de cefeidas en las galaxias del cúmulo de Virgo.

Cráter lunar Leavitt, 42.7ºS, 139.2ºW, 65 km

Cráter lunar Leavitt, 42.7ºS, 139.2ºW, 65 km

Nos fascina Henrietta Leavitt (1868-1921) porque en un mundo académico saturado de almidón y testosterona, y rodeada de los preparativos para las mayores hecatombes bélicas de la historia, mostró a hombres y mujeres la verdadera relevancia de nuestro lugar en el cosmos. Nos emociona reivindicarla porque en su momento se menospreció la trascendencia de sus aportaciones. Porque cuando la Academia Sueca la propuso para el premio Nobel, llevaba ya casi cinco años muerta y al parecer nadie se había enterado, a pesar de lo pequeño que es este mundo y de lo grande que es el cielo.

 

Ficción divulgativa en torno a la figura de Leavitt:

http://henrietta.iaa.es/

Semblanza biográfica:

http://astrogea.org/surveys/Henrietta_Leavitt.htm

Share