Descubre el universo

Observa el cielo este mes

Enero de 2018: Errantes

Imprimir

enero

Por Tomás Ruiz Lara

Twitter: @owl_astro

No todos somos igual de previsores. Habrá quién ya tenga pensado dónde ir de vacaciones este verano, habrá quién no sepa ni dónde va a estar mañana. Pero, ¿sabéis quiénes sí son previsores? Los planetas. O, mejor dicho, más que previsores están determinados. Y es que su movimiento con respecto al fondo de estrellas fijas puede ser perfectamente predicho incluso con siglos de antelación y viene determinado por las teorías de gravitación actuales (que rigen el movimiento de cuerpos masivos). Los planetas no siempre se encuentran en la misma constelación ni rodeados de las mismas estrellas. Este hecho no pasó desapercibido para los primeros astrónomos, que durante siglos se centraron en entender el movimiento de estos astros que denominaron “planetas”, que viene del griego “planetes” que significa vagabundo, errante. En la entrada de este mes hablaremos de estos cuerpos y sus movimientos, y aprovecharé para pasaros los detalles del viaje que estos cuerpos realizarán durante este nuevo 2018. Además, os mostraré el resto de eventos relacionados con el Sistema Solar de los que podremos disfrutar durante estos primeros 31 días del 2018. A continuación encontraréis una lista-resumen con los eventos principales:

– Día 1, a las 21:16, Mercurio se encontrará en su máxima elongación Oeste (22.66° del Sol).
– Día 3, a las 17:25, la Tierra se encontrará a la mínima distancia al Sol (perihelio), a 0.983 Unidades Astronómicas del Sol.
– Noche del 3 al 4: Lluvia de estrellas de las Cuadrántidas.
– Madrugada del 4 al 5: Observación de Júpiter. Serán muchos los fenómenos protagonizados por los satélites de Júpiter que podremos observar esta noche.
– Día 9, a las 07:26, Venus se encontrará en su conjunción superior.
– Día 13, a las 07:37, Mercurio y Saturno en conjunción, unos 0.67º separarán ambos astros.
– Día 14, a las 22:12, Urano se encontrará en cuadratura Este.

1-enero_inicio 1-enero_mediados 1-enero_finalesFigura 1: Esquema de visibilidad de los diversos planetas a principios, mediados y finales de mes. En varias tonalidades de gris (de más claro a más oscuro) podemos distinguir las horas de sol, crepúsculo civil, crepúsculo náutico y crepúsculo astronómico (comienzo de la noche). En rojo las horas de visibilidad de los planetas del Sistema Solar. Las líneas verticales blancas indican cuando estos planetas se encuentran cruzando el meridiano (línea imaginaria Norte-Sur pasando por el Cenit). Las horas están en Tiempo Universal (sumad una hora en horario de invierno, 2 en horario de verano para obtener el tiempo civil español).

planetas

Los antiguos griegos ya sabían de la existencia de 5 objetos peculiares, no sólo por su brillo y falta de parpadeo, sino también por su movimiento. Estos objetos eran Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Mientras que año tras año las estrellas que forman Orión o Sagitario (por nombrar dos constelaciones) se encuentran siempre en las mismas posiciones, estos 5 puntitos de luz se movían con respecto a ellas. Pero no era un movimiento sistemático hacia el Este o hacia el Oeste (como pasa con la Luna o el Sol), sino algo más complejo. En ocasiones, algunos de estos objetos parecían cambiar de opinión, frenar y “darse la vuelta” durante un tiempo para posteriormente continuar con su movimiento habitual. Este movimiento se denominó retrógrado (ver video 1) y la explicación de este movimiento retrógrado, así como el mero hecho de ver movimiento en estos planetas, mantuvo ocupados a los astrónomos durante más de 15 siglos. En el video 1 podemos ver el movimiento retrógrado que experimentará Marte visto desde la Tierra.

Video 1: Movimiento de Marte con respecto al fondo de estrellas fijas durante los meses de abril a noviembre de 2018. Podemos apreciar fácilmente su movimiento retrógrado.

Durante este periodo se pensaba que era la Tierra la que se encontraba en el centro del Sistema Solar, y que el resto de objetos (Luna, Sol, planetas y estrellas) se encontraban en orbes esféricos girando alrededor de ésta. La verdad sea dicha, si nos paramos a pensarlo esta cosmovisión tiene todo el sentido del mundo. Si alzamos la mirada y nos ponemos a observar el cielo que nos rodea veremos que TODO sale por el Este y se pone por el Oeste, y el hecho de que algunos cuerpos vayan un poco por su cuenta se podría explicar diciendo que pertenecen a orbes distintos que rotan a nuestro alrededor de forma diferente. Sin embargo, para explicar todas las observaciones, que con el paso del tiempo se iban perfeccionando, y en particular para explicar el movimiento retrógrado de los planetas, se necesitaban artimañas como los epiciclos de Ptolomeo.

Hoy día sabemos que, aunque intuitiva, esta visión no es real. Aunque ya el griego Aristarco de Samos propuso que era el Sol el que se encontraba realmente en el centro y el resto de cuerpos orbitaban a su alrededor, no fue hasta los siglos XVI y XVII gracias a astrónomos ilustres como Copérnico, Brahe, Kepler o Galileo que esta teoría heliocéntrica se impuso sobre la geocéntrica. De esta manera, basándonos en sencillas leyes (Kepler) y mediante órbitas elípticas, astrónomos de la época fueron capaces de predecir las posiciones que los planetas ocuparían en el futuro sin necesidad de rectificaciones ni epiciclos como lo hacían anteriormente. De la misma manera, el movimiento retrógrado quedaba fácilmente explicado en base al “adelantamiento” de la Tierra en su órbita a los planetas externos (ver figura 2).

retrograde

Figura 2: Explicación del movimiento retrógrado experimentado por los planetas exteriores a la órbita terrestre. Fuente: Wikipedia.

Al final de este artículo podréis encontrar el movimiento que podrá ser observado, respecto a las estrellas fijas, para Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. El caso de los planetas internos (Mercurio y Venus) es tan alocado y cubre una zona del cielo tan grande que no ha sido factible realizar este tipo de videos. Pero, ¿y una noche cualquiera de enero? ¿Dónde se encontrarán los planetas y qué podremos observar?

Mercurio comenzará el mes en su máxima elongación Oeste (día 1 a las 21:16, 22.06º), pudiendo ser observado hacia el Este antes del amanecer. Conforme avance el mes éste se irá acercando angularmente al Sol hasta encontrarse en conjunción superior el día 17 del mes que viene. Venus estará fuera de nuestro alcance por su proximidad al Sol durante todo el mes, encontrándose en conjunción superior el día 9 a las 07:26. En el cielo matutino, a medida que Mercurio se acerca al Sol, Saturno se irá alejando de manera que en la mañana del día 13 de enero ambos astros se encontrarán a menos de 0.67º. Saturno aún se encontrará demasiado bajo sobre el horizonte y próximo al Sol como para ser observado en toda su grandeza, habrá que esperar unos meses aún.

january_north

Figura 3: Mapa estelar del cielo visible desde Sevilla al anochecer (izquierda), a mediados de la noche (centro) y al amanecer (derecha) en una noche típica del mes. La línea punteada representa la eclíptica. Las posiciones de todos los planetas además del Sol están incluídas así como un zoom (zona inferior) para ver cómo se mueven los planetas respecto al fondo fijo de estrellas. Para Mercurio, Venus y Marte, los planetas con mayor movimiento sobre el fondo estelar, representamos su posición los días 1 y 30.

Marte y Júpiter protagonizarán bonitas estampas a partir de las 4-5 de la mañana observando hacia el Este. Ambos astros brillarán con magnitudes de 1.3 y -1.8, respectivamente, en la constelación de Libra (con Marte aproximándose al Escorpión rápidamente a lo largo del mes). Especialmente cerca se encontrarán ambos astros en las primeras horas del día 7, cuando ambos astros estarán separados por menos de 0.2º. Los únicos planetas que serán observables durante la primera mitad de las noches de enero serán, una vez más, Urano y Neptuno. Neptuno será observable sólo durante las primeras horas hacia el Suroeste, en la constelación de Acuario con una magnitud cercana a 8. Urano, con magnitud 5.8, sí será observable durante más tiempo en la constelación de Piscis, encontrándose en su cuadratura Este el día 14 a las 22:12.

A continuación podéis encontrar algunos esquemas para entender mejor qué quiere decir que Mercurio esté en su máxima elongación Oeste, Venus en conjunción superior o Urano en cuadratura Este:

SolarSystemPic

Figura 4: Carta de posición de los planetas del Sistema Solar para el día 15 de enero de 2018. Imagen generada desde la página web de los compañeros de Heavens Above (http://www.heavens-above.com). En la esquina superior izquierda podemos apreciar un zoom a los planetas interiores al cinturón de asteroides (Mercurio, Venus, Tierra y Marte). En la esquina inferior izquierda se muestra una leyenda para localizar cada planeta.

 

sol

Hay eventos astronómicos que pueden pasar desapercibidos y, aunque el perihelio (Tierra a la mínima distancia al Sol) es uno de ellos siempre me gusta comentarlo. Algunos os podéis preguntar que cual es el motivo detrás de este interés en hablar de un fenómeno que, aunque importante, no es para nada espectacular. La razón es muy sencilla, al comienzo del Invierno, cuando más frío hace en nuestras latitudes, ¡La Tierra se encuentra más cerca del Sol, su principal fuente de calor y energía! Concretamente esto se producirá el día 3 a las 17:25, y de siempre me ha parecido, a bote pronto, sorprendente. Pero de sorprendente nada, en las figuras 5 y 6 podemos encontrar la explicación. La baja altura del Sol (que impide que nos llegue toda la energía de él que podría por la absorción atmosférica), así como las pocas horas de luz (Sol sobre el horizonte) hace que, incluso durante el perihelio solar, en el hemisferio Norte haga mucho frío. Y hago bien en puntualizar lo del hemisferio Norte, porque si nos vamos al hemisferio Sur la situación sí es más lógica. Cuando la Tierra se encuentra en su perihelio, el Sol se encuentra alto sobre el horizonte y brillando durante muchas horas. En el hemisferio Sur sí podremos decir que, cuando la Tierra está más cerca del Sol, hará más calor, mientras que en nuestra latitudes es todo lo contrario. Llamativo, ¿no os parece?

sun

Figura 5: Evolución del día (azul) y la noche (negro) a lo largo de este 2018 (izquierda). Camino recorrido por el Sol en el firmamento durante un día típico de diciembre, marzo y junio desde Andalucía. Podemos apreciar como durante este mes de enero el Sol, pese a estar cerca de la Tierra, se encontrará bajo sobre el horizonte así como calentará durante pocas horas, lo que repercutirá en las bajas temperaturas típicas del Invierno.

1-enero_sun

Figura 6: Evolución temporal de la altura del Sol respecto al horizonte, mostramos la altura a las 12 horas (TU) de cada día (izquierda) así como la evolución de la posición del Sol en el cielo (derecha). Los puntos claritos simbolizan las posiciones del Sol a lo largo de todo el año. Los puntos naranjas representan las posiciones del Sol durante este mes de octubre. Las fechas del último y primer punto están indicadas en la gráfica en rojo.

 

luna

Y como creo que ya me he enrollado bastante en las secciones anteriores por la Luna pasaré rápido destacando sólo el hecho de que durante este mes de enero podremos disfrutar de la Luna en dos perigeos (mínima distancia a la Tierra), los días 1 y 30 de enero.

enero_moon

Figura 7: Fases lunares durante el mes de enero así como los momentos de perigeo (mínima distancia a la Tierra) y apogeo (máxima distancia a ésta). Fechas y horas en tiempo civil andaluz.

01_moon

Figura 8: Esquema de visibilidad de la luna durante este mes. El formato es similar al de la figura 1 (ver para más información). En el margen derecho se acompaña el porcentaje de superficie iluminada que presentará la Luna cada día. Hora en Tiempo Universal (UT, sumad una hora en invierno y dos en verano si estáis en la península).

 

cometas

Llevo ya unos meses diciendo que no hay suerte con los cometas, pero al menos teníamos cometas visibles con telescopios y hasta con prismáticos en algunas ocasiones. Sin embargo, este mes sí se puede decir que la situación cometaria está pobre, siendo los cometas más brillantes no más brillantes de la magnitud 11, difíciles para ser observables con instrumental de aficionado. No obstante, y como siempre, os remito a la web de los compañeros de cometografía (http://cometografia.es/).

lluvia_mets

Hacía ya tiempo que no os recordaba, al empezar esta sección, que ya hemos hablado en muchas ocasiones sobre lluvias de meteoros. Recordemos que en agosto escribimos un “especial Perseidas” en el que podéis encontrar muchísima información útil sobre cómo observar una lluvia de estrellas o sobre qué causa este fenómeno natural. De la misma manera, en la sección “Sabías qué…?” también podéis encontrar pormenorizadas explicaciones al respecto.

Pues bien, durante este mes de enero cabe destacar la lluvia de estrellas conocida como las Cuadrántidas. Las Cuadrántidas es la lluvia de estrellas más famosa del primer mes del año, con una actividad máxima que puede llegar hasta los 130 meteoros por hora. Esta lluvia tiene su punto radiante (lugar geométrico del que parecen venir los meteoros) en un lugar de la constelación del Boyero, entre la Osa Mayor y la estrella Arturo (por referencia). Los que seáis nuevos en este mundillo tal vez os estáis frotando las manos ahora mismo, una actividad de 130 meteoros es un espectáculo sólo a la altura de las Perseidas o las Gemínidas. Sin embargo, ya os aviso de que esta lluvia de meteoros tiene “truco”. Las Cuadrántidas se encuentran activas desde el 31 de diciembre hasta aproximadamente el 6 de enero, sin embargo el pico de actividad importante dura una pocas horas y generalmente es difícil de predecir. Son pocas las “estrellas fugaces” que podremos observar en los días anteriores y posteriores al máximo. Para este año, dicho máximo de actividad se espera para la noche del 3 al 4 de enero, fecha en la que nos encontraremos una Luna decreciente iluminada al 94%, lo que dificultara sobre manera su observación. Aunque difícil de observar y a pesar de la Luna, sin ninguna duda os recomiendo al menos intentarlo ya que, si conseguís observar durante las escasas horas del máximo, puede ser un buen espectáculo natural para empezar el año.

 

satelites

Tras unos meses en los que no hemos podido observar Júpiter debido a su proximidad al Sol o su baja altura sobre el horizonte, con la llegada del nuevo año empezamos el periodo de observación de este gigante gaseoso. Aunque nos obligará a madrugar, ya es visible a buena altura en el cielo matutino, y con él un buen número de eventos de sus satélites que serán observable. Los satélites de Júpiter nos proporcionan algunos de los fenómenos más llamativos observables con instrumental básico. Con unos simples prismáticos fijados en un trípode, podemos ser capaces de observar eclipses y ocultaciones y tránsitos de los satétiles o sus sombras sobre Júpiter. De la misma manera, la observación telescópica de la Gran Mancha Roja (GMR) de Júpiter nos permite disfrutar de una de las tormentas más grandes de todo el Sistema Solar. En este enlace podéis encontrar una tabla con todos los eventos protagonizados por los satélites de Júpiter y la GMR observables desde Andalucía. Esperamos os sea de utilidad y facilite la caza de estos llamativos fenómenos.

La noche más recomendada para observar eventos de los satélites de Júpiter será la madrugada del 4 al 5 de enero, cuando podremos disfrutar de la gran mancha roja, tránsitos de Europa y Ganímedes, ocultación de Ío y proyección de sombra de Europa.

Para no perderse

Si deseas acceder a información más detallada sobre efemérides concretas, puedes consultar la página principal del servidor de efemérides del Observatorio Astronómico Nacional (http://www.oan.es/servidorEfem/). En esta página puedes consultar informaciones muy variadas como los tránsitos visibles desde tu localidad de Satélites artificiales, la Estación Espacial Internacional (ISS), el telescopio espacial Hubble (HST) o fogonazos de satélites Iridium. Otra página muy interesante y completa (aunque en inglés) es la de los compañeros de Heavens Above (http://www.heavens-above.com), selecciona tu localización y disfruta de todos los fenómenos relacionados con satélites artificiales y Sistema Solar visibles desde tu ciudad. Altamente recomendada para generar efemérides astronómicas es la página web (también en inglés) de CalSky (https://www.calsky.com/), con opción de generar alertas que te mandarán directamente a tu correo electrónico personalizadas a tus necesidades.

 

Y para terminar este mes os dejo unos cuantos vídeos sobre el movimiento de los planetas en 2018, esperando que este no sea más que el comienzo de otro año a nuestro lado (el cuarto que escribo esta sección1!). Y como siempre, animándoos a seguirme en Twitter para estar al día de todo lo que pasa a nuestro alrededor (@owl_astro).

– Júpiter:

– Saturno:

– Urano:

– Neptuno:

Share