Descubre el universo

Observa el cielo este mes

Abril de 2018: Cielo cambiante, Saturno y Marte

Imprimir

Por Tomás Ruiz Lara

Twitter: @owl_astro

La sección “Observa el Cielo este mes” de este portal se divide en dos: “la Luna, el Sol y los planetas” y “las estrellas”. Y como todo en esta vida, esto tiene que tener una explicación. Y la explicación es muy sencilla. El mes de abril del año que viene las estrellas estarán en la misma posición, las constelaciones tendrán la misma forma y podremos observar los mismos objetos de cielo profundo. Esto es debido, fundamentalmente, a las grandes distancias que nos separan de estos astros. Todo esto cambia cuando hablamos de nuestra vecindad más inmediata, el Sistema Solar. No siempre vemos los mismos planetas a la misma hora ni la misma época del año, la Luna nos muestra fases, y hasta el Sol se encuentra en posiciones distintas, dando lugar así a las diversas estaciones.

Si el mes pasado teníamos a Venus y Mercurio muy cerca cambiando su posición relativa día a día, este mes serán Saturno y Marte, durante la segunda mitad de la noche, los que nos permitirán comprobar de primera mano que, efectivamente, los planetas se mueven los unos respecto a los otros al igual que respecto a las estrellas de fondo. Otros fenómenos a destacar durante este mes de abril son:

– Día 1 a las 19:49: Mercurio en su conjunción inferior.
– Día 1 (3 am en adelante): Sombra de Ío y Ganímedes en Júpiter, tránsito de Ganímedes y mancha roja visible.
– Día 2 a las 16:20: Marte en conjunción con Saturno, a tan sólo 1.26º de éste.
– Día 8 a las 7:38: Apogeo lunar (404124 km de distancia entre la Tierra y la Luna).
– Día 8 a las 9:20: Luna en su fase de cuarto menguante.
– Día 8 (2:20 am en adelante): Sombra de Ío y Ganímedes en Júpiter, tránsito de Ío y gran mancha roja visible.
– Día 16 a las 4:00: Luna nueva.
– Día 18 a las 16:34: Urano en conjunción.
– Día 20 a las 15:45: Perigeo lunar (368770 km de distancia entre ambos astros).
– Noche del 21 al 22: Lluvia de estrellas de la líridas, se esperan entre 10 y 20 meteoros a la hora.
– Día 22 a las 23:47: Luna en su fase de cuarto creciente.
– Noche del 22 al 23: Lluvia de estrellas de la líridas, se esperan entre 10 y 20 meteoros a la hora.
– Noche del 23 al 24: Sombra de Ío en la superficie de Júpiter y tránsito del éste. Gran mancha roja visible.
– Día 29 a las 20:23: Mercurio en su máxima elongación Oeste (27.02° al Oeste del Sol). Buena oportunidad para observarlo antes del amanecer.
– Día 30 a las 3:02: Luna llena.

Figura 1: Mapa estelar del cielo visible desde Sevilla al anochecer (izquierda), a mediados de la noche (centro) y al amanecer (derecha) en una noche típica del mes. La línea punteada representa la eclíptica. Las posiciones de todos los planetas además del Sol están incluídas así como un zoom (zona inferior) para ver cómo se mueven los planetas respecto al fondo fijo de estrellas. Para Mercurio, Venus y Marte, los planetas con mayor movimiento sobre el fondo estelar, representamos su posición los días 1 y 26.

 

planetasDurante este mes de abril notaremos una disminución ostensible del número de horas de noche, por lo que nuestra ventana de observación se reducirá considerablemente, menos mal que ya viene (si viene) el buen tiempo 🙂 Venus poco a poco irá ganando altura, brillo y presencia en el cielo de la tarde, justo a la puesta de Sol. Sí, aquel puntito brillante que podéis ver al Oeste es Venus. Si tras la observación de Venus, y después de una cervecita fresquita para dar tiempo a que se haga bien de noche, movemos nuestro telescopio (o nuestra vista) hacia el Este veremos salir al gigante gaseoso por excelencia, que nos acompañará durante casi toda la noche, aunque no será hasta la medianoche que podremos disfrutar de Júpiter a una altura aceptable para su observación. Lo que está claro es que se acerca el momento de observar Júpiter!

Figura 2: Esquema de visibilidad de los diversos planetas a principios, mediados y finales de mes. En varias tonalidades de gris (de más claro a más oscuro) podemos distinguir las horas de sol, crepúsculo civil, crepúsculo náutico y crepúsculo astronómico (comienzo de la noche). En rojo las horas de visibilidad de los planetas del Sistema Solar. Las líneas verticales blancas indican cuando estos planetas se encuentran cruzando el meridiano (línea imaginaria Norte-Sur pasando por el Cenit). Las horas están en Tiempo Universal (sumad una hora en horario de invierno, 2 en horario de verano para obtener el tiempo civil español).

Algo más tarde, a eso de las 2 de la mañana harán acto de presencia los otros dos grandes protagonistas del panorama planetario de este mes, Marte y Saturno. Además, lo harán casi cogidos de la mano. Y es que el día 2 a las 16:20 de la tarde sólo 1.26º separarán a ambos astros. Saturno, con una magnitud de 0.5, y Venus, con una magnitud de 0.26, protagonizarán un bonito acercamiento y alejamiento durante los días anteriores y posteriores tal y como podemos ver en el siguiente video:

Video 1: Movimiento en el firmamento de Saturno y Marte durante los últimos días del mes de marzo y los primeros de abril. Podremos disfrutar de este bonito espectáculo así como comprobar de primera mano el cambio constante en el Sistema Solar durante la segunda mitad de las noches de estos días.

Para finales de la noche ya sólo nos quedarán Neptuno y Mercurio. Neptuno viene de su conjunción del mes pasado, siendo casi imposible de observar justo antes del amanecer, mirando hacia el Este, con una magnitud cercana a 8. Mercurio, por el contrario, pasará de ser observable en el cielo de la tarde (mes de marzo), a encontrarse justo “delante” del Sol (conjunción inferior del día 1 a las 19:49), para continuar así su movimiento aparente hacia el Oeste y encontrarse en su máxima elongación Oeste (a 27º del Sol) el día 29 a las 20:23. Así pues, a finales de mes tendremos otra gran oportunidad de poder cazar al escurridizo planeta rocoso.

Figura 3: Mercurio se encontrará en conjunción inferior el día 1 a las 19:49.

Figura 4: Mercurio se encontrará en su máxima elongación Oeste (buena oportunidad para observarlo antes del amanecer) el día 29 a las 20:23.

Figura 5: Urano se encontrará en conjunción el día 18 a las 16:34, siendo imposible de observar.

Figura 6: Carta de posición de los planetas del Sistema Solar para el día 15 de marzo de 2018. Imagen generada desde la página web de los compañeros de Heavens Above (http://www.heavens-above.com). En la esquina superior izquierda podemos apreciar un zoom a los planetas interiores al cinturón de asteroides (Mercurio, Venus, Tierra y Marte). En la esquina inferior izquierda se muestra una leyenda para localizar cada planeta.

 

solDurante este mes de abril el Sol continúa su ascensión en el hemisferio Norte celeste y ganando altura (10º este mes), ahora sí que sí podemos decir que viene el buen tiempo, los días largos… y las noches cortas 🙁

Figura 7: Evolución temporal de la altura del Sol respecto al horizonte, mostramos la altura a las 12 horas (TU) de cada día (izquierda) así como la evolución de la posición del Sol en el cielo (derecha). Los puntos claritos simbolizan las posiciones del Sol a lo largo de todo el año. Los puntos naranjas representan las posiciones del Sol durante este mes de octubre. Las fechas del último y primer punto están indicadas en la gráfica en rojo.

 

lunaLa Luna llena del día 31 de marzo, que marcó la fecha de la Semana Santa, la primera Luna llena tras el equinoccio de primavera, continúa orbitando la Tierra durante este mes de abril como si nada… menos mal 🙂

Figura 8: Fases lunares durante el mes de abril así como los momentos de perigeo (mínima distancia a la Tierra) y apogeo (máxima distancia a ésta). Fechas y horas en tiempo civil andaluz.

Figura 9: Esquema de visibilidad de la luna durante este mes. El formato es similar al de la figura 4 (ver para más información). En el margen derecho se acompaña el porcentaje de superficie iluminada que presentará la Luna cada día. Hora en Tiempo Universal (UT, sumad una hora en invierno y dos en verano si estáis en la península).

 

cometas¿Qué cometas será visibles durante este mes de abril? El C/2016 M1 (PANSTARRS), C/2017 T1 (Heinze) y el C/2016 R2 (PANSTARRS). ¿Con qué magnitud? Pues de 10 para arriba, es decir, bastante difíciles de observar. Pero bueno, no nos desanimemos, el C/2016 M1 se espera que tenga una magnitud de 7 en junio, por lo que por fin podremos disfrutar de un cometa con prismáticos aunque su observación no se espera muy favorable. Os mantendremos informados, y como siempre, aquí os dejo la web de los compañeros de Cometografía (http://cometografia.es/).

 

lluvia_mets

Las lluvias de meteoros por excelencia se acumulan en la segunda mitad del año: las Perseidas en agosto, las Leónidas en Noviembre y, finalmente, las Gemínidas en diciembre. Es cierto que en enero podemos disfrutar de las cuadrántidas, pero esta lluvia se produce a principios de mes y ahora queda muy muy lejana. Pues bien, tras esta sequía de lluvia de estrellas importantes, en abril nos encontramos con la primera lluvia de estrellas que de verdad merece la pena observar desde las cuadrántidas, se trata de las líridas, cuyo radiante se encuentra en la constelación de la Lira.

Ya lo sabéis, pero bueno, no pasa nada por recordarlo una vez más. Las conocidas como lluvias de estrellas o de meteoros se producen cuando la órbita de la Tierra intercepta la órbita de un cómeta, el Thatcher (C/1861 G1) en este caso. Un cometa puede ser definido como una “bola de hielo sucia” de unos pocos kilómetros de diámetro. Se conocen así debido a que además de material congelado, están formados por importantes cantidades de roca y polvo. Son cuerpos que se forman en la nube de Oort o en el cinturón de Kuiper, en las afueras de nuestro Sistema Solar, donde la gravedad es pequeña y la radiación solar prácticamente despreciable. Esto hace que estos astros tengan un papel crucial en nuestra comprensión de la química inicial de nuestro Sistema Solar. Debido a perturbaciones gravitatorias, estos astros pueden ser atraidos hacia el Sistema Solar interno acabando en órbitas periódicas (realizando acercamientos al Sol de manera periódica) o abiertas (no volviendo a visitar las próximidades solares). Sea como sea, al acercarse al Sol, estas bolas de hielo empiezan a calentarse (debido a la mayor radiación recibida) y comienzan a resquebrajarse y a sublimar (pasar de estado sólido a gas), dando lugar a la majestuosas colas cometarias que tanto nos impresionan. Debido a este proceso, las órbitas de los cometas quedan repletas de pequeños granos de polvo y roca (del tamaño de granos de arena o incluso menores) de la misma manera que el trazado de un circuito de Fórmula 1 se queda repleto de goma de los neumáticos tras una carrera. La Tierra, en su órbita alrededor del Sol, puede interceptar una de estas órbitas. Por lo tanto, como éstas están “sucias” debido a la cantidad de material eyectado del cometa, la Tierra “choca” contra estas partículas entrando así éstas en contacto con las capas altas de nuestra atmósfera a altas velocidades siendo capaces de comprimir el gas que las rodea (atmósfera) haciendo que suba su temperatura ostensiblemente. Esta subida de temperatura puede provocar la ignición de las partículas cometarias y dejar un trazo de luz en el firmamento al ser observado desde la superficie terrestre.

Como podemos ver, afortunadamente, una lluvia de estrellas no es una lluvia “real” de estrellas, aunque al ser observada desde la Tierra, parezca que alguna de las estrellitas que pueblan nuestra Vía Láctea haya decidido moverse muy rápidamente dejando una estela a su paso. Los colores, longitudes o velocidades de estas estelas nos dan pistas sobre la composición del cometa original, pero esto lo dejaremos para otra entrada ;).

Ahora que somos expertos en la materia, ya podemos disfrutar de la lluvia de estrellas de abril, las líridas. Esta lluvia de estrellas tiene su máximo entre el 16 y el 25 de Abril, esperándose su máximo durante la noche del 22 al 23 de abril. Por lo tanto las noches ideales de observación serían la del 21 al 22 así como del 22 al 23. Justo la noche del 22, la Luna se encontrará en su fase de cuarto creciente, iluminada al 25%, por lo que puede molestar un poco. Por lo tanto, recomendamos observar hacia el Cenit (donde la atmósfera tiene un efecto menor en nuestras observaciones) y algo hacia el Este (donde estará la Lira, que aparecerá cerca de la medianoche) y evitar la Luna lo máximo posible, incluso retrasando la observación hasta las 2, cuando ésta estará próxima a ocultarse. Se esperan entre 10 y 20 meteoros a la hora, sin embargo, estas lluvias de estrellas siempre son un poco inesperadas y tal vez este año nos sorprendan 😉

 

satelites

Tras varios meses de madrugones para poder disfrutar de los fenómenos protagonizados por los satélites de Júpiter, por fin nos encontramos en los albores de la campaña de observación de Júpiter, cuando éste es observable durante casi toda la noche y cuando presenta una altura sobre el horizonte mayor (aunque durante este mes apenas sobrepasará los 35º de altura). Los satélites de Júpiter nos proporcionan algunos de los fenómenos más llamativos observables con instrumental básico. Con unos simples prismáticos fijados en un trípode, podemos ser capaces de observar eclipses y ocultaciones y tránsitos de los satétiles o sus sombras sobre Júpiter. De la misma manera, la observación telescópica de la Gran Mancha Roja (GMR) de Júpiter nos permite disfrutar de una de las tormentas más grandes de todo el Sistema Solar. En este enlace podéis encontrar una tabla con todos los eventos protagonizados por los satélites de Júpiter y la GMR observables desde Andalucía. Esperamos os sea de utilidad y facilite la caza de estos llamativos fenómenos.

De todas maneras, a continuación os destaco las 3 noches en las que más fenómenos podemos observar apuntando al gigante gaseoso:

– Día 1 (3 am en adelante): Sombra de Ío y Ganímedes en Júpiter, tránsito de Ganímedes y mancha roja visible.
– Día 8 (2:20 am en adelante): Sombra de Ío y Ganímedes en Júpiter, tránsito de Ío y gran mancha roja visible.
– Noche del 23 al 24: Sombra de Ío en la superficie de Júpiter y tránsito del éste. Gran mancha roja visible.

 

Para no perderse

Si deseas acceder a información más detallada sobre efemérides concretas, puedes consultar la página principal del servidor de efemérides del Observatorio Astronómico Nacional (http://www.oan.es/servidorEfem/). En esta página puedes consultar informaciones muy variadas como los tránsitos visibles desde tu localidad de Satélites artificiales, la Estación Espacial Internacional (ISS), el telescopio espacial Hubble (HST) o fogonazos de satélites Iridium. Otra página muy interesante y completa (aunque en inglés) es la de los compañeros de Heavens Above (http://www.heavens-above.com), selecciona tu localización y disfruta de todos los fenómenos relacionados con satélites artificiales y Sistema Solar visibles desde tu ciudad. Altamente recomendada para generar efemérides astronómicas es la página web (también en inglés) de CalSky (https://www.calsky.com/), con opción de generar alertas que te mandarán directamente a tu correo electrónico personalizadas a tus necesidades.

 

Y tras marzo llega abril, y tras abril llega mayo, y tras mayo… madre mía cómo vuela el tiempo! Lo dicho, las noches se empiezan a acortar pero el tiempo empieza también a mejorar, así que no hay excusa que valga. Telescopio, Séptimo Cielo, y muchas ganas de disfrutar de un espectáculo único. Y si queréis esta al tanto de todo lo que ocurre en la mundo de la Astronomía, noticias, curiosidades, investigación y mucho más, ya sabéis, me tenéis en Twitter en @owl_astro y también en mi blog personal: https://dusktodawn-astro.blogspot.com.es/

Share