M51,una nueva mirada al Remolino