03 May 2015.

Los pilares de la creación en 3D

Fuente: SINC

The three-dimensional view of the Pillars of Creation from MUSE
Esta imagen muestra cómo el instrumento de MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, ha creado una visión tridimensional de los emblemáticos Pilares de la Creación en la región de formación estelar Messier 16 (también llamada la nebulosa del Águila). Crédito:ESO

El telescopio espacial Hubble de la NASA y la ESA tomó en 1995 la imagen original de los famosos Pilares de la Creación y se convirtió inmediatamente en una de sus imágenes más famosas y evocadoras. Desde entonces, estas nubes vaporosas han asombrado por igual a científicos y público en general. Se estima que el pilar izquierdo tiene una longitud de cerca de cuatro años luz, dos veces la altura del derecho.

Tanto las estructuras salientes como el cúmulo de estrellas cercano, NGC 6611, forman parte de una región de formación estelar llamada la nebulosa del Águila, también conocida como Messier 16 o M16. La nebulosa y sus objetos asociados se encuentran a unos 7.000 años luz, en la constelación de Serpens, la Serpiente.

Composición a color de los Pilares de la Creación con datos de MUSE (una imagen parecida a la que tomó el Hubble) y visualización de los datos en 3D. / ESO

Los Pilares de la Creación son un clásico ejemplo de las típicas formas de columna que se desarrollan en las nubes gigantes de gas y polvo, los lugares donde nacen nuevas estrellas. Las columnas surgen cuando las inmensas estrellas blancoazuladas de tipo O y B recién formadas emiten una intensa radiación ultravioleta y vientos estelares que empujan el material menos denso, expulsándolo de su vecindad.

Sin embargo, los grumos más densos de gas y polvo pueden resistir esta erosión durante más tiempo. Detrás de estos grumos más gruesos de polvo, el material está protegido del duro y fulminante fulgor de las estrellas O y B. Este blindaje crea oscuras ‘colas’ o ‘trompas de elefante’, y es lo que vemos como el cuerpo oscuro de un pilar que apunta hacia las brillantes estrellas.

Ahora, el instrumento MUSE, instalado en el VLT (Very Large Telescope) del Observatorio Europeo Austral (ESO), ha ayudado a ilustrar, con un detalle sin precedentes, la evaporación constante de los Pilares de la Creación, revelando su orientación.

MUSE ha mostrado que la punta de la columna izquierda está de frente, en la cima de un pilar que se encuentra en realidad detrás de NGC 6611, a diferencia de los otros pilares. Esta punta se lleva la peor parte de la radiación de las estrellas de NGC 6611 y, como resultado, la vemos más brillante que los pilares de las partes inferior izquierda, centro y derecha, cuyos extremos apuntan fuera de nuestro campo de visión.

Formación de estrellas y destrucción

Los astrónomos esperan comprender mejor cómo las estrellas jóvenes de tipo O y B, como las de NGC 6611, influyen en la formación de estrellas de generaciones posteriores. Numerosos estudios han identificado protoestrellas formándose en estas nubes, por lo que sí son pilares de creación. El nuevo estudio también aporta nuevas pruebas de la existencia de dos estrellas en gestación en los pilares de la izquierda y el centro, así como de un chorro generado por una joven estrella en la que no nos habíamos fijado hasta ahora.

Para el proceso de formación de estrellas en ambientes como el que se da en los Pilares de la Creación, se trata de una carrera contra el tiempo, ya que la intensa radiación procedente de las potentes estrellas ya existentes sigue haciendo estragos en el entorno.

Al medir la velocidad de evaporación en los Pilares de la Creación, MUSE ha dado a los astrónomos un plazo de tiempo para calcular su final: pierden unas setenta veces la masa del Sol cada millón de años, más o menos. Basándonos en su masa actual (cerca de 200 veces la del Sol), se espera que los Pilares de la Creación tengan una vida útil de quizás tres millones de años más, un pestañeo en tiempo cósmico. Parece que un nombre igualmente apto para estas icónicas columnas cósmicas podría ser ‘los pilares de la destrucción’.

Referencia:

Este trabajo se presentó en el artículo científico titutlado «The Pillars of Creation revisited with MUSE: gas kinematics and high-mass stellar feedback traced by optical spectroscopy», por A. F. McLeod et al., y aparece en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society del 30 de abril 2015

Más información

Últimas noticias publicadas Ver más

24 May 2024 | Internacional
Descubierto un “exo-venus” transitando a 40 años luz
Una investigación internacional ha descubierto un exoplaneta a priori templado y de tamaño casi terrestre, muy parecido al de Venus. Se trata del “exo-venus” más cercano detectado hasta la fecha por el método de los tránsitos, es decir, observando los mini-eclipses periódicos (tránsitos) de su estrella causados por el paso del planeta delante de ella.
Leer más
23 May 2024 | Madrid
Un estudio sobre estrellas semiclásicas, Premio SEA Tesis 2024
Una tesis realizada en el Instituto de Astrofísica de Andalucía por el físico Julio Arrechea sobre estrellas semiclásicas ha obtenido el Premio SEA Tesis 2024 en la categoría astronomía y astrofísica que concede la Sociedad Española de Astronomía. 
Leer más
23 May 2024 | Internacional
La misión Euclid celebra sus primeros resultados científicos con unas impresionantes imágenes
El Consorcio Euclid anuncia la publicación de sus primeros artículos, que demuestran la capacidad de Euclid para desentrañar los secretos del cosmos y permitir a los científicos buscar planetas errantes y explorar la evolución del universo.
Leer más