26 Ene 2024. Internacional

Japón se convierte en el quinto país del mundo en llegar a la Luna con su nave SLIM

Tras EE UU, Rusia, China e India, Japón se convierte ahora en el quinto país en posarse sobre la Luna. El aterrizaje de la sonda japonesa SLIM en la superficie lunar fue un éxito pero surgió un problema con las células solares. Lo hizo con gran precisión pero de una forma inclinada lo que complica su recarga de energía y operaciones. Los responsables de la misión cruzan los dedos para que la luz solar active sus células solares a principios de febrero.

Fuente: Agencia SINC

Japón , Luna , SLIM

La sonda japonesa SLIM, que ha convertido a Japón en el quinto país del mundo en alunizar con éxito, ejecutó el aterrizaje espacial más preciso hasta la fecha, tras lograr posarse a unos 55 metros de su objetivo, según ha confirmado esta semana la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA).

El SLIM (siglas en inglés de Smart Lander for Investigating Moon, o módulo de aterrizaje inteligente para investigar la Luna) aterrizó en el satélite natural de la Tierra a las 00.20 hora local del día 20 (15.20 GMT del 19), tras un descenso accidentado de 20 minutos en el que perdió uno de sus dos motores, tal y como explicó en una rueda de prensa el director general de JAXA, Hitoshi Kuninaka. «Aún así, llegó a aterrizar a unos 55 metros del objetivo, por lo que consideramos que es un éxito, ya que nuestra meta era que lo hiciera dentro de un radio de 100 metros», señaló Kuninaka.

Vista de la sonda japonesa SLIM en la superficie lunar tomada por el pequeño robot LEV-2. / EFE/JAXA, Takara Tomy, Sony Grou, Universidad Doshisha.

El aparato logró establecer comunicación con la Tierra tras alunizar, pero fue incapaz de generar energía a partir de sus células solares «debido a que el comportamiento durante el aterrizaje no fue el planeado». Sus paneles quedaron erróneamente orientados al oeste.

Con vistas a una recuperación si las condiciones de luz solar son las propicias, el SLIM se apagó a las 2:57 hora local del mismo día con un porcentaje de batería suficiente para reactivarse.

El resultado, por tanto, tiene un sabor agridulce para Japón, que ya había realizado varios intentos de alunizaje fallidos, y que busca ampliar su presencia y competitividad en el panorama aeroespacial global.

Posibilidad de reactivación

La JAXA señaló en este sentido que si la luz del Sol llega a las células solares en torno al 1 de febrero, coincidiendo con la próxima puesta de Sol en la Luna, existe la posibilidad de que se restablezca la energía y la sonda vuelva a estar operativa.

El resultado tiene un sabor agridulce para Japón, que ya había realizado varios intentos de alunizaje fallidos, y que busca ampliar su presencia y competitividad en el panorama aeroespacial global.

De no haber perdido una de sus unidades de control motor, el SLIM podría haber ejecutado un aterrizaje mucho más preciso, es decir, posarse en un radio de unos 10 metros del objetivo, «posiblemente entre 3 y 4 metros», dijo por su parte el responsable del proyecto, Shinichiro Sakai, de acuerdo a la precisión posicional de la sonda antes de comenzar la operación de descenso.

Tras perder en torno a la mitad de su potencia por el problema con el motor, el software instalado en la sonda «determinó de forma autónoma la anomalía y continuó el descenso con el otro motor, controlando el movimiento gradual del SLIM para que su posición horizontal se desplazara lo menos posible», de acuerdo al informe.

¿Por qué se perdió un motor?

La JAXA se encuentra actualmente analizando las causas de la pérdida del motor, que creen que se debió a un factor externo. El SLIM llevaba instaladas unas cámaras de navegación que identifican los cráteres de la Luna a través de comparativas entre las imágenes tomadas por el aparato y los mapas lunares que porta, realizados a partir de las misiones lunares globales anteriores, y sus funciones de detección de obstáculos funcionaron bien, dijeron.

Sakai también confirmó el desprendimiento exitoso de dos pequeños robots que viajaban en el módulo, LEV-1 y LEV-2, aunque a menos altura de lo previsto. Este último pudo tomar imágenes de la superficie lunar y del SLIM sobre ella, que fueron transmitidas al equipo y están siendo analizadas.

«Los movimientos de LEV-1 y LEV-2 están confirmados, por lo que sus funciones han sido comprobadas. Una vez que SLIM vuelva a operar nuevamente, su investigación podrá continuar y esperamos obtener más resultados científicos», añadió Sakai.

El objetivo principal de esta nave era hacer un aterrizaje «pinpoint», o de precisión/localizado, en un radio de 100 metros alrededor del cráter Shioli, próximo al ecuador lunar. Esta precisión, sin precedentes hasta el momento, se consiguió. Los alunizajes convencionales tienen actualmente un margen de varios kilómetros.

Otra misión secundaria del SLIM era tomar imágenes para ser usadas en el proyecto de exploración lunar Artemis e investigar la composición de las rocas y los orígenes de la Luna, una parte que se ha visto comprometida por sus problemas de energía, pero que se podría retomar si la sonda vuelve a estar operativa.

Cinco países que han logrado alunizar

En cualquier caso, a pesar del problema con las células solares y energía de la nave, con este alunizaje Japón se han convertido en el quinto país del mundo que lo consigue. Hasta ahora, solo Estados Unidos, Rusia, China e India han logrado aterrizar con éxito en el satélite terrestre, aunque solo unos (EE UU) ha llevado astronautas.

Convertida durante décadas en el objetivo principal de la carrera espacial entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética, hasta allí han viajado además naves de otros países y agencias espaciales (Israel, Japón, Emiratos Árabes Unidos o la Unión Europea), aunque no alunizaron (porque no tenían ese objetivo) o fracasaron.

Aunque fue la Unión Soviética el primero en llegar con una nave hasta sus inmediaciones, los primeros astronautas que pisaron la Luna fueron los estadounidenses Neil Armstrong y Edwin Eugene Aldring en 1969, y desde entonces otros diez, todos ellos de la Nasa, han vuelto en las sucesivas misiones Apolo que se prolongaron hasta 1972.

Pero además, EE UU ha llevado a la luna un total de 17 misiones no tripuladas. El 16 de noviembre de 2022 volvió con la misión no tripulada Artemis I para poner a prueba y medir las capacidades tecnológicas de la Nasa para retomar la exploración lunar y el envío posterior de astronautas.

Recientemente anunció que retrasará a 2025 la misión tripulada Artemis II, que debe sobrevolar la Luna, y a 2026 Artemis III, que enviará astronautas a su superficie por primera vez en más de 50 años.

Últimas noticias publicadas Ver más

23 May 2024 | Madrid
Un estudio sobre estrellas semiclásicas, Premio SEA Tesis 2024
Una tesis realizada en el Instituto de Astrofísica de Andalucía por el físico Julio Arrechea sobre estrellas semiclásicas ha obtenido el Premio SEA Tesis 2024 en la categoría astronomía y astrofísica que concede la Sociedad Española de Astronomía. 
Leer más
23 May 2024 | Internacional
La misión Euclid celebra sus primeros resultados científicos con unas impresionantes imágenes
El Consorcio Euclid anuncia la publicación de sus primeros artículos, que demuestran la capacidad de Euclid para desentrañar los secretos del cosmos y permitir a los científicos buscar planetas errantes y explorar la evolución del universo.
Leer más
23 May 2024 | Internacional
La ESA impulsa el comercio y ofrece sostenibilidad en el espacio
Dos empresas europeas desarrollarán servicios de lanzadera de carga hacia y desde estaciones espaciales en órbita terrestre baja. Doce países han firmado la Carta Basura Cero para reducir la basura espacial, mientras que otra firma europea construirá la misión Vigil para ayudar a proteger los satélites en órbita y las redes eléctricas en la Tierra de los violentos estallidos del Sol.
Leer más